Loading...

Seguidores

jueves, 28 de abril de 2011

HOY ES UN DÍA ESPECIAL Y VOY A CONTAR POR QUÉ.

El domingo pasado mi hija cumplió años, nada de particular salvo que a ella le gusta celebrarlo y por circunstancias, no pudo ser, esto no quiere decir que fuera por malos momentos, todo lo contrario, así que por ese lado todo va bien por no decir muy bien. En caso de haberlo celebrado, no hubiera podido estar presente, pues por un tratamiento clínico-medico soy en estos momentos la sucursal de  Fukushima lo me obliga a estar a una prudente distancia de niños y lo más lejos posible de las embarazadas por un periodo de tiempo no inferior a dos meses. No pasa nada, sanjoderse, es leve y será soportado.
Hoy Carmen, mi mujer y no lo digo en sentido de propiedad, pues no es mi estilo, pero es un formalismo social donde ese otro término de "mi pareja" me suena marciano - hemos pasado además de los trámites legales y la iglesia bendijo nuestra unión -  no ha podido resistirse más y se ha ido a ver a nuestros nietos, Javier y Clara, dos maravillas en términos esféricos como muestro en la imagen  que encabeza este escrito.

Lo primero que han hecho ha sido preguntar por mí, Dios, eso me ha llenado de las mas deliciosa emoción, ya que tan sólo con ese detalle, han demostrado la calidad del cariño que me tienen cada uno a su manera, pero cariño certero al corazón. Javier, no satisfecho con la muestra verbal de su interés por mí, me ha mandado a través de Carmen un abrazo y para que sepa como es de cálido , se la ha dado a su abuela para que sin que perdiera el calor me lo entregara a mí de su parte, detalle que rápidamente ha hecho lo mismo mi querida Clara, ella también se ha abrazado a su abuela para que me trasmitiera el calor de su cariño.
escribo esta pequeña historia de un jueves 28 de Abril de 2011, porque este día se ha convertido en algo muy especial para mi, ya que en la distancia he podido sentir el calor de esos dos retacos que con ardor ha trasmitido ese gran cariño que tiene hacia mí y por supuesto a mi me tiene notalmente trastornado y de baba en plan cascada. No contenta Clara con su manifestación de cariño, me ha hecho y dedicado uno de sus magistrales dibujos, que para mí son obras de arte, ya que por más que lo intento, me siento incapaz de hacer obras de la calidad comunicacional del calibre de un niño, en este caso de mi adorada nieta Clara.

Y nada más que contar ya que para mí ha sido un día grande donde el calor del amor me ha llegado con vigor, fuerza cargado de la más noble y deliciosa pasión.

2 comentarios:

  1. Vicente,es la mejor medicina que se puede recibir,el calor lo que más amamos, nuestra prolongación de la vida ,te felicito,y en ese abrazo que tu querida esposa te llevó está todo el amor que tu has sabido despertar en tus adorados nietos,
    te deseo mucha salud
    cariños desde Uruguay
    Floria

    ResponderEliminar
  2. No sabes como me alegro de verte tan feliz, los nietos nos alargan la vida, un saludo Vicente, tengo algunas pinturas tuyas colgadas en mi blog.
    http://rutasylugares-rafael.blogspot.com/2011/05/parte-de-la-obra-pictorica-de-vicente.html

    ResponderEliminar