Loading...

Seguidores

sábado, 27 de febrero de 2010

SIN PASADO NO HAY PRESENTE



Hoy, no tengo un gran día, cosas que pasan y eso que empezó muy bien, cosas mías.

Siguiendo con mi trayectoria pasado presente, ya que creo que nuestro pasado forman los pilares de lo que ahora somos, tal vez buenos, tal vez malos. Malos o buenos en que aspecto???? Eso allá cada uno como yo asumo lo que soy y lo que fui. De lo que fui, con el más amplio sentido del esfuerzo, del buen resultado de cada obra que realice, de cómo prepare cada una de ellas, de todo lo que quería expresar, de tanto que tenía que contar. Sólo pongo una pequeña muestra de aquella época, época que fue para mi una de las más llenas de emociones, dar gracias a Dios por los dones que puso en mi mano, en mi corazón que pudo trasmitir a mi cerebro todo cuanto quería expresar, unas veces gritando otras con una tenue voz, casi un susurro. Hable de lo social? Sí, de lo humano?, también, y todo a través como siempre de la pericia de un pincel y una paleta de colores y un cacharro de agua.

  Estas son dos de mis primeras obras con esta materia, la acuarela, antes hubo otra, ya la expondré, su título era “Encalando la capilla” Fue la primera con la que gané una apuesta. Según un amigo y pintor, un buen ocualerista, no artista, decía, que quien sabia pintar al oleo difícilmente podía pintar con acuarela y a la inversa si, el acuarelista podía pintar con oleo con la misma maestría que con la acuarela. Tuve la oportunidad de demostrarle lo contrario, es más me basaba en la historia de este mundo del arte en que los grandes maestros, desarrollaban sus bocetos con esta técnica para luego realizarlas con pinturas al aceite. Jamás localice lo contrario, y con ese planeamiento empecé mi andar por el mundo de las aguadas, opinar vosotros del resultado, yo se que lo hice muy bien, tengo una extensa obra en que los protagonistas son los pescadores, su vida, la zona antigua de Valencia, su historia, y un mundo que me llena de pasión como expongo en mi anterior escrito, los animales.

El impresionismo, forma de expresión muy difícil de entender pues se mezcla lo evidente con lo espiritual ya que el espectador se queda con el objeto pintado, o la escena representada sin ir mas allá de lo expuesto, no percibe el drama que a través de las cosas representadas tiene un alto contenido emocional y una gran historia contada a través de los objetos o personas pintadas, ya que la luz y los colores forman parte de la manera de expresarse del artista, de comunicar ese drama que está en el, o tal vez en la sociedad en que vive, ya que como espectador utiliza ese medio para exponerlo. Así lo creo y así lo pienso, y es así como esos críticos y galeristas no lo ven porque no lo sienten, sólo ven el volumen que los billetes ocupan su caja, lo demás son pantomimas de los artistas y si desaparece uno, siempre encuentran otro cándido para sus fines.

jueves, 25 de febrero de 2010

LOS PROFESIONALES DEL ARTE.

Esto lo escribo tal vez más para mí que para los demás. Hablo de arte, sí, esta es la finalidad de este blog, lo demás, que importa. Sólo importa o me importa, lo que hago, mi yo, ese ser, elemento creado a base de materia orgánica, que se ve y se toca, no es del menor interés, por lo menos para mí, para los demás ni lo sé, ni me importa.
Hoy expongo, tal vez más para mi complacencia que para los demás, los demás si me ven, pues salvo una persona, del resto no tengo la menor idea, por lo cual este blog, es para mí, para mi placer de lo que hago, y no se a quien se lo lego. A mi querida seguidora Ali, persona llena de encantos y fantasías, que vive en el mundo de lo irreal, igual que mis obras, se ven, se miran, se sienten.

En los principios de mis obras, las calles que se podían ver, nunca su contenido humano, es uno de los motivos por los que abandoné dichas maneras de pintar, la casa, la calle, sí, lo sé hacer, y muy bien, pero no he sabido trasmitir lo que de verdad deseaba comunicar. Punto cerrado.
Entro en otro nivel, ni más alto ni más bajo que los anteriores, simplemente distinto. He abierto unas puertas a lo espiritual a lo interno, abandono total de lo concreto, lo externo, no me interesa pues no conseguí a través él establecer mi diálogo, a decir lo que quiero. Un día un cenutrio me dijo después de una exposición a la que no asistió pese a estar invitado y nuestros vínculos amistosos, se desarrollaban en el lugar de trabajo, su cargo por encima del mío, que un tal Vicente, cliente de la compañía y según él, experto en arte, que mis acuarelas bien, pero que en oleo pinchaba. En primer lugar, habla sin conocer la obra, en segundo, en nombre de otro, la obra que este menda (Vicente) tiene en su casa o en su compañía dicen claramente la clase de entendido que es. La conclusión después de ver como muestra digna de un aparente talentoso en el mundo de las artes, da motivos suficientes para no pintar más. Así que entre cenutrios, mendas, pintores de profesión, críticos de ficha y palabrería ininteligible, galeristas que no arriesgan a no ser que pagues lo que no está en los escritos, se venda o no se venda, (ellos siempre ganan, como en los casinos), subsistirán sólo mientras le quede algún incrédulo que recurra a ellos, en cuanto la escasez disminuya por necesidad la población “artística” recurrirán a los que aun sobrevivan y que en otro momento fueron menospreciados por ellos.
Expongo ahora dos más de estas pequeñas pero grandes obras para mi, en ellas está encarnado un sentir intimo que cargado de ilusión, abre una nueva etapa, durará poco, porque detrás de esta ya se está gestando otra, esto no tiene fin, es lo bueno del arte, siempre está en activo. Y las expongo para mi placer y para dar entrada a la verdadera critica, la leal y la que es de verdad ya que sale del corazón y no a base de llenar el bolsillo del crítico, la del espectador.



COSAS DE MIS OBRAS


ESTO SE PUBLICÓ EN MI ANTERIOR PÁGINA EL 07,02,2010Respuesta al comentario "anónimo"; No, no sólo son dos obras, es más, en este momento he realizado ocho de las veinte que la componen. Estas obras que son en formato pequeño, pues sus medidas son de 60X60 cm. no es un tamaño habitual con en el que yo trabajo. Pertenecen a varios de los apartados que tengo establecidos según mis criterios emocionalmente creativos, pues pertenecen a una forma o manera de pensar o sentir en el momento de su realización que corresponde a alguna de las series como “Lagos de Lodo” o “Ríos de Arena”. Concretamente la verde es de la serie "Tierra y Fuego", el de la derecha a “Ríos de Arena”. Son títulos que guardan el concepto filosófico con lo que han sido creados pues nada de lo que hago se lo dejo al azar, todo está perfectamente sujeto y ligado a unas motivaciones íntimas y emocionales producidas por los distintos momentos o fases por las que paso o me hace pasar la vida, mi vida.


Por supuesto la iré mostrando poco a poco, nunca todas a la vez, pues creo que sería perjudicarlas no sólo en la parte conceptual, sino en la cromática ya que entre ellas en muchas ocasiones y por los temas son muy diferentes y solo se asocian porque se nota la mano que las ha creado.


Con afecto apara mi querido anónimo

martes, 23 de febrero de 2010

¿EXISTE LA ÚLTIMA OBRA?

Esta es una de mis últimas obras de las que después de mil dudas me conquisto. Esta obra define una de mis situaciones en la vida, no es algo realizado al libre albedrio, a lo que salga pues ya es conocido que en el abstracto, está el San Benito de todo vale. No es así y sin embargo si es así. Me explico, aun que me salga del tema, luego retomaré. Existe y creo que es una mayoría que con dos paletas de pintura sin el mayor criterio, no me refiero a la gente joven, si no todo el que pretende ser líder en algo que para mí es muy serio, buscan al precio que sea la fama, que importa lo que pintan si el objetivo es ser lo que no se es por falta de los más necesario, la sensibilidad y el deseo que a través de las formas, colores se establece una comunicación, primero con uno mismo, luego con el receptor del mensaje. El arte en su conjunto y en mayor medida por la ausencia de elementos reconocibles, es algo no solamente muy serio e importante para mi, es mi medio de comunicarme con ese sector humano capaz de sensibilizarse ante una obra que desprende un contenido emocional de un momento determinado de la vida de un artista. Puedo nombrar algunos que dejaros en su obra, una huella que expresaba lo que a unos les retorcía el alma y a otros se la ponía como norias de feria. Bacón habla y habla de sus desasosiegos, de sus angustias de sus desprecios, su final fue el resultado de no poder más ante lo irreparable, pero su obra habla de sus angustias. María João Franco, bajo mi punto de vista, su pintura es placida, su amor por los humanos se refleja en cada una de sus obras, no los pinta vestidos, porque pinta su alma, en cada una de sus obras recibo el mensaje de lo importante que en este mundo somos y siempre seguiremos siendo aunque nosotros no lo sepamos, en cada una de sus obras bien leidas hay una verdadera catarata de amor, amor sincero, es el amor que ella siente por lo vivo, por la vida.
Este es mi concepto de este tipo de arte, poder expresar lo que no tiene ni forma ni color, sólo color a través de las formas y  los colores son los que le dan sentido a lo que en ese preciso momento siento en mi interior. El arte, nuestro arte, no es decoración, es un trozo de nuestra vida puesta en un lienzo para comunicarnos con los demás.
Esta obra, nace de un momento muy determinado de mi vida, salió así, fui dominado por mi interior, fue mi alma la que pinto. Ese puente sobre el fuego es una prueba de mi paso en un momento dentro del arte en que pese al fuego, cruzo al otro lado, sí, me he quemado, pero sigo, que más da, se que el éxito es muy difícil en el más amplio concepto y mas con la ayuda de galeristas y críticos (porque molestarse con un desconocido, qué más da, tenemos pintores a puñados y son nuestros corderitos) se hace aún más difícil, no soy el único, somos muchos que pese al esfuerzo, sólo nos queda la satisfacción de lo que hemos hecho, de lo que tenemos y de lo que poseemos, esta es nuestra riqueza, no el comercio, solo pintamos lo que sentimos a través de lo que amamos, el arte. Este es uno de mis puentes, lo estoy cruzando, me importa un bledo, quemarme, voy a seguir. Es otra etapa, esta última no la elegí, pero la acepto, es un reto, seguiré y sé que me saldrá muy bien, pues si algo hago muy bien eso lo que hago, pintar y con ello expresar lo que siento, escribir no se me da nada bien, pero intento que se me entienda con mi nivel primario.



Esta es la última obra de este tamaño que realicé en el pasado año 2009, este es mi puente, ahora ya estoy al otro lado, ya lo he cruzado, todo lo que se ve alrededor ya no existe, vuelvo al principio, no pasa nada, así se crea la vida, así se crea el arte, así me expreso a traves del arte, con él me siento feliz, lo demás ¿importa?
Gracias por verme, por mirar mi obra, por sentir algo a traves de ella.

Así es mi ciudad

Casi todos los días doy un largo paseo por la zona de la Ciudad de las artes y la Ciencias. Me siento totalmente integrado ante la belleza lumínica como arquitectónica. Es para mí un placer pasear por esos caminos unas veces, sendas otras, cruzar por sus puentes los riachuelos que nos recuerdan el pasado del lugar, que en su día fue el cauce del rio Turia y pese a las extraordinarias obras, para mi del más puro arte de vanguardia, sigue sin perder su nombre "Cauce del Rio Turia" nombre que se mantiene como honor atan caudaloso rio en su tiempo y que algún que otro disgusto dio a los valencianos. Hoy es un lugar apacible donde los amantes del deporte y la naturaleza campan por el lugar sea de día o de noche sin temor, viviendo la paz que en ese espacio se siente y se respira la pureza de la naturaleza.
En ese cauce tan extraordinario y desde hacía ya muchos años, he podido volver a contemplar un cielo estrellado, ya casi no recordaba cómo era, ya que en las modernas capitales por la contaminación lumínica aparece ese cielo en negro donde solo se aprecia la luna en cualquiera de sus fases, pero de estrellas ni una, todas desaparecidas.
No perdáis la ocasión de dar un paseo por tan cálido lugar, sólo te encuentras con tus pensamientos y algún que otro fotógrafo exultante de gozo intentándose llevar dentro de su cámara toda la belleza que en el cauce del Turia, rio de todos los valencianos acoge una de las más prestigiosas maravillas del arte arquitectónico.











Cosas de mis obras

Ya hablare con calma de esta serie.

Respuesta al comentario "anónimo"; No, no sólo son dos obras, es más, en este momento he realizado ocho de las veinte que la componen. Estas obras que son en formato pequeño, pues sus medidas son de 60X60 cm. no es un tamaño habitual con en el que yo trabajo. Pertenecen a varios de los apartados que tengo establecidos según mis criterios emocionalmente creativos, pues pertenecen a una forma o manera de pensar o sentir en el momento de su realización que corresponde a alguna de las series como “Lagos de Lodo” o “Ríos de Arena”. Concretamente la verde es de la serie "Tierra y Fuego", el de la derecha a “Ríos de Arena”. Son títulos que guardan el concepto filosófico con lo que han sido creados pues nada de lo que hago se lo dejo al azar, todo está perfectamente sujeto y ligado a unas motivaciones íntimas y emocionales producidas por los distintos momentos o fases por las que paso o me hace pasar la vida, mi vida.

Por supuesto la iré mostrando poco a poco, nunca todas a la vez, pues creo que sería perjudicarlas no sólo en la parte conceptual, sino en la cromática ya que entre ellas en muchas ocasiones y por los temas son muy diferentes y solo se asocian porque se nota la mano que las ha creado.

HABLAR DE ARTE SIN SENTIRLO ES COMO TIRAR PIEDRAS A UN LAGO SECO

Un día más, expongo algo de lo que a lo largo de muchos años vengo haciendo. Este movimiento artístico creado en los finales del siglo diecinueve y principios del veinte, cuyo precursor fue el magnifico Vasili Kandinsky que al igual que Piet Mondrian, estaba interesado también en la teosofía, entendida como la verdad fundamental que subyace detrás de doctrinas y rituales en todas las religiones del mundo; la creencia en una realidad esencial oculta tras las apariencias, proporciona una obvia racionalidad al arte abstracto.

Kandinsky nos abre las puertas a la más extraordinaria forma de expresión, nos da la pautas para que cada uno de nosotros imprimamos en los lienzos todo cuanto hay en nosotros, la verdad más intima, la verdad sin más, así, simple y sencilla. En cada obra, en cada cuadro o escultura esta implícita una gran parte de nosotros y a la vez puede reflejar una gran parte del interior del espectador. Leer una obra y comprender su significado no es tema fácil, pero saber que a través de colores, formas y volúmenes existe un puente de comunicación, es cuando el arte adquiere todo su valor. Ese es mi objetivo, es lo que intento hacer a lo que aspiro llegar y sé que algún día lo conseguiré, hoy ya disfruto del éxito de saber hacer lo que hago y es intensamente agradable, pronto sentiré el de la comprensión de mi obra, estoy seguro de ello.

Mi pequeño formato y grande en contenido.

Como prometí, voy a tratar de hablar un poco de esta serie. En principio está pensada para veinte cuadros, no estoy muy seguro de ello ni porque veinte, tal vez siguiendo la pauta de no cansarme del tema y dejar siempre esa puerta para cualquier día continuar con la línea pues nunca se sabe cuándo ni cómo ni porque está agotada.
Hoy voy a exponer dos obras más, son como siempre de las elegidas, ya que las que no pasan según mi criterio por la fase de mi aceptación porque su contenido comunicacional es confuso, son destruidas en el acto.
Nada voy a decir de lo que en si representan, dejo que el espectador sea el protagonista de la comunicación, pues es a quien le pertenece el diálogo a través de las formas, volúmenes y colores con las que establezco esta relación entre la obra y el espectador. Lo único que si intento expresar, es calma, paz, sosiego lo demás, su contenido humano, siempre presente en cada una de ellas es todo de mi, de mi sentir, de mi pensar y tal vez de mi soñar.
Dejo que las veáis con calma, espero que se establezca ese diálogo que pretendo entre vosotros y la obra, entre vosotros y mi sentir, tal vez lleguemos algún día a comprender mejor lo que es la vida yo aún no lo sé.

lunes, 22 de febrero de 2010

La luz que me inspira


Querida Eli, me mandaste la luz más hermosa que te puedes imaginar como estímulo creativo para dar forma a mis obras. Ya ves a partir de ahora esta luz, tú luz, ilumina mi ingenio. Cada uno de mis pensamientos, dentro de este mundo lleno de ilusiones y fantasías, me ilumina el camino de la creación para que a través de mis pinceles, como tú con tus palabras, podemos establecer una unidad entre seres sensibles a lo más espiritual de nosotros. Lo más fantástico es poder de comunicar lo que está en nosotros, lo que para nosotros es nuestra verdad, la verdad de las cosas que se sienten pero que no se ven y trasmitirlas hacia los demás a través de dos grandes dones, tú con tu pluma, yo con mis pinceles. Para los que nos entiendan es nuestro éxito, los demás, hay que darles tiempo. Gracias por tus palabras que se que salen del corazón no de tu gran conocimiento, él les da la forma dulce y apasionada tal y cómo lo que sientes dentro de ti, de lo que está en ti.

Gracias mi querida y buena amiga.



Gracias por esta luz, se que iluminará el camino que he de andar y ese camino lo embellece el resplandor dorado que me mandas. Aquí la pongo para que ilumine este espacio no sólo para mi, si no que para todo aquel que quiera ver la luz.