Loading...

Seguidores

jueves, 30 de diciembre de 2010

MI MAR

LLENANDO EL SILENCIO CON UNA GRAN VOZ

UN NUEVO AMANECER QUE FERTILIZA MI LABERINTO CREATIVO.

No sé cuánto tiempo hace que no me prodigo con mis pensamientos este espacio, se que en él puedo explayarme tanto como guste, pero un profundo vacio se había apoderado de mi, nada me salía de lo mucho quiero decir. No hablo de fracaso, ese estado nunca ha formado parte de mi, pero tal vez sí de decepciones, de soledad, soledad que me dejo sin nada que decir, apagó mi voz, cegó mis ojos, solo tenía el vacio sin espacio.
Hoy quiero despertar de tan largo letargo y empezar a dar vida a mis pensamientos, que cada uno de ellos adquieran forma y de la forma vida. Quiero volver a llenar el espacio de agujeros para llenarlos de ilusión, para darle sentido a un lienzo vacio, para dar vida a un trozo de acero.


No he estado parado, mi cerebros con su escaso talento, ha seguido buscando formas, expresiones, una tristes, otras alegres, otras las más, nostálgicas, estas tal vez  las menos pero todas cargadas de contenido, de mi propio ser, cada una de ellas es una parte de mi.



No me gusta mirar hacia atrás, no quiero que nadie rompa mis sueños, mis recuerdos. No quiero que nada del pasado se modifique y que todo siga tal y como  lo deje. Así en mi, todo está vivo y nada ha desaparecido


Quiero mantener la sensación de ese temor que al doblar una esquina de una calle, de aquí o de otro sitio la duda de encontrar lo que ha desparecido no se haya evaporado, y que en mi esa sensación sigua viva. Nada a muerto, todo está en su sitio, que ese temor de tropezar con lo que ya no está, se mantenga en mi, pues es mi manera mantener vivo todo lo que ya no existe. Todo en mi sigue igual, ello es la fuerza que me da el seguir soñando y expresarlo todo con mi arte, con mis obras. No existe el pasado, para mí siempre es presente y así con mi presente, el camino es más fácil o más difícil tal vez, no lo sé. El camino no se hace  corto, sigue siendo largo y el tiempo de conseguir que mis ilusiones  tiene un horizonte en que un día todo será realidad.

HACE TIEMPO QUE NADA PONGO EN ESTE ESPACIO, MI MENTE ESTABA VACÍA, NO SABÍA QUE DECIR NI QUE CONTAR, UNA LUZ HA ILUMINADO MI MANO, DE MI MENTE SE QUE PRONTO SALDRÁN NUEVAS PALABRAS QUE SE TRANSFORMARAN EN NUEVAS OBRAS. GRACIA ELI, POR SER LA LUZ CAPAZ DE ILUMINAR EL CAMINO DE MI FERTILIDAD CREATIVA.


Carta escrita por Elizabeht en un día muy espacial para abrirme una vez más, la puerta de la inspiración.


miércoles 29 de diciembre de 2010


A estas alturas del tiovivo, olvidé si en cada giro, se esconde un verso no escrito o si cada verso es un camino para llegar a algún sitio, que aún espera al peregrino, jinete del albedrío, quien por fín será entendido, logrando su cometido. Olvidé que al sur del mío, las brújulas píerden tino, cuando es al sur que vivimos, inolvidables latidos, pues no todo ángel caído, ha alcanzado el equilibrio, que con con los versos medímos. Olvidé si el astrolabio fue sextante al Paraíso, porque el sol cabe en los signos, con que al verso seducímos. Y créanme cuando les digo, olvidé que quedan coordenadas sin olvido, do agujerear al vacío, siendo vecinos reunídos, más allá de geografías herradas sin un destino. Un centauro interrumpído, suele carecer de abrigo, no de mundo intrauterino. A estas alturas del río, mi Puzz.link te está agradecido, porque me has devuelto amigo(a), la llave del laberinto. El 2011 de roca, será tabla en tu martíllo, con tal que el desierto flote hacia el barro prometido. ¡Que tus deseos sean cumplídos, mi cibernauta querido(a)!

Eli.



lunes, 22 de noviembre de 2010

CUANDO UNA VIDA QUIERE SER UNA OBRA.

Hoy no se por qué, no me encuentro con las ideas muy claras. Pienso en mi obra y veo que mi obra, aunque me represente, no me hace que yo sea una obra, ellas las que yo he creado, para mi si que lo son, yo tan sólo quien las crea y las ejecuta. Debería bastarme con ello, sentirme satisfecho pero de repente me he quedado parado, no veo, por lo menos hoy un camino a seguir ni con mis cuadros, ni con mis manchas ni con los papeles. Si hago algo, algo de lo que planeo veo que me repito una vez más, eso me quita las ganas de seguir adelante, limita mi "talento" reprime mis ilusiones. Ya veis, me siento parado en una estación donde hoy no se cuando pasará el tren, el tren de ánimo, el tren de la esperanza. Sigo poniendo obras de mi corta colección, no hay nada nuevo, no sale pues todo lo que pretendo tiene el mismo sabor, es una continuación de lo que ya está caduco y eso me aburre. Seguiré insistiendo, ha de salir una idea aunque sea mala pero ha de salir, sólo he de insistir.









lunes, 15 de noviembre de 2010

CUANDO TE PIERDES Y NO TE ENCUENTRAS.

Ese es uno de los grandes temores que tenemos los que estamos en el mundo del arte. Sé que lo de otras profesiones les pasa lo mismo pero no se percatan de este angustioso momento, es lo digo en serio, es terrorífico. Te plantas ante un lienzo, o papel para desarrollar algo que se cuece dentro de ti, y las formas y los colores no reflejan ese sentir, lo que haces esta muerto antes de nacer y eso es de verdad dramático. Cuando te dedicas a trazar previos apuntes de un posible obra, tomas las pertinentes notas de los elementos que le van a componer como los colores que vas a utilizar y ves el montón de papeles que has ralladlo para una solo idea y que ninguno es lo suficiente informativo de la circunstancia, que los elemento son significan nada, que los colores son todo lo contrario de los que necesitas para expresarte, no hay más remedio que aguantar, apartas esas folios, coger tu abrigo e irte a dar el más grande de los paseos para ordenar desordenado las ideas, hasta que te das cuenta que lo que pretendes es seguí haciendo agujeros en el vacío, que ese es el motivo de tu idea y que el vacio sigue vacio y no consigues llenar esos boquetes donde en cada uno de ellos pones un trozo de tu alma hasta que con el orden desordenado estableces ese loco diálogo que no es otro que estar donde, tal vez estas, no lo sabes porque nadie te ha marcado la raya de la meta. Sigues y sigues en la lucha y tal vez, esa lucha ya está ganada mientras crees que está perdida. Quién y por qué necesitas que los demás sean los doctores que reconozcan la calidad de tu obra, o es que no me basto yo para saberlo, no es suficiente le trabajo de tantos y tantos años trabajando sobre este tema. En resumen, quisiera no necesitar a nadie para saber que lo que he hecho y lo que aún quiero hacer, sólo necesita mi respuesta, no la de los demás que con aires de conocedores de la materia, no del espíritu, pretenden darte lecciones de cómo y que tienes que hacer, yo en ese terreno no sigo pero sigo pensando en lo que quiero hacer para decir lo que deseo decir y eso lo dicen para mi mis obras.






CUANDO TE PIERDES Y NO TE ENCUENTRAS.

Ese es uno de los grandes temores que tenemos los que estamos en el mundo del arte. Sé que lo de otras profesiones les pasa lo mismo pero no se percatan de este angustioso momento, es lo digo en serio, es terrorífico. Te plantas ante un lienzo, o papel para desarrollar algo que se cuece dentro de ti, y las formas y los colores no reflejan ese sentir, lo que haces esta muerto antes de nacer y eso es de verdad dramático. Cuando te dedicas a trazar previos apuntes de un posible obra, tomas las pertinentes notas de los elementos que le van a componer como los colores que vas a utilizar y ves el montón de papeles que has ralladlo para una solo idea y que ninguno es lo suficiente informativo de la circunstancia, que los elemento son significan nada, que los colores son todo lo contrario de los que necesitas para expresarte, no hay más remedio que aguantar, apartas esas folios, coger tu abrigo e irte a dar el más grande de los paseos para ordenar desordenado las ideas, hasta que te das cuenta que lo que pretendes es seguí haciendo agujeros en el vacío, que ese es el motivo de tu idea y que el vacio sigue vacio y no consigues llenar esos boquetes donde en cada uno de ellos pones un trozo de tu alma hasta que con el orden desordenado estableces ese loco diálogo que no es otro que estar donde, tal vez estas, no lo sabes porque nadie te ha marcado la raya de la meta. Sigues y sigues en la lucha y tal vez, esa lucha ya está ganada mientras crees que está perdida. Quien y por qué necesitas que los demás sean los doctores que reconozcan la calidad de tu obra, o es que no me basto yo para saberlo, no es suficiente le trabajo de tantos y tantos años trabajando sobre este tema. En resumen, quisiera no necesitar a nadie para saber que lo que he hecho y lo que aún quiero hacer, sólo necesita mi respuesta, no la de los demás que con aires de conocedores de la materia, no del espíritu, pretenden darte lecciones de cómo y que tienes que hacer, yo en ese terreno no sigo pero sigo pensando en lo que quiero hacer para decir lo que deseo decir y eso lo dicen para mi mis obras.

martes, 9 de noviembre de 2010

MOSTRANDO MIS PASIONES

Cada día que pasa y miro mi obra o la de otros muchos pintores de arte abstracto y crece en mi una de las mayores pasiones que se pueden sentir. No puede evitarse un enamoramiento total y absoluto de estas formas creadas tanto en pintura, como en escultura. Sobre este segundo tema, una de las cosas que más me atrae y más deseos tengo, es realizar todo aquello que pueda mantenerse en el espacio formando parte de él como si siempre hubieran estado y que su ausencia dejara un gran vacío. Una buena obra pertenece al espacio, en él tiene su lugar, su hueco como la pintura tiene su en una blanca superficie. El arte pide poco ya que está creado para formar parte de nuestro espacio. Forma parte de mi y aun que mis obras estén lejos, están siempre dentro de mi espacio interior. Hierro, madera, lienzo, bastidor, oleo, y materias, es suficiente para entablar un extenso diálogo, una emotiva conferencia sobre lo mejor de la creación. Los motivos que me arrastran hacia tanta belleza son innumerables, me siento prisionero de ella y eso me produce plena satisfacción. No son cadenas, son abrazos los que me mantienen preso.








Cada día que pasa y miro mi obra o la de otros muchos pintores de arte abstracto y crece en mi una de las mayores pasiones que se pueden sentir. No puede evitarse un enamoramiento total y absoluto de estas formas creadas tanto en pintura, como en escultura. Sobre este segundo tema, una de las cosas que más me atrae y más deseos tengo, es realizar todo aquello que pueda mantenerse en el espacio formando parte de él como si siempre hubieran estado y que su ausencia dejara un gran vacío. Una buena obra pertenece al espacio, en él tiene su lugar, su hueco como la pintura tiene su en una blanca superficie. El arte pide poco ya que está creado para formar parte de nuestro espacio. Forma parte de mi y aun que mis obras estén lejos, están siempre dentro de mi espacio interior. Hierro, madera, lienzo, bastidor, oleo, y materias, es suficiente para entablar un extenso diálogo, una emotiva conferencia sobre lo mejor de la creación. Los motivos que me arrastran hacia tanta belleza son innumerables, me siento prisionero de ella y eso me produce plena satisfacción. No son cadenas, son abrazos los que me mantienen preso.

MOSTRANDO MIS PASIONES

Cada día que pasa y miro mi obra o la de otros muchos pintores de arte abstracto y crece en mi una de las mayores pasiones que se pueden sentir. No puede evitarse un enamoramiento total y absoluto de estas formas creadas tanto en pintura, como en escultura. Sobre este segundo tema, una de las cosas que más me atrae y más deseos tengo, es realizar todo aquello que pueda mantenerse en el espacio formando parte de él como si siempre hubieran estado y que su ausencia dejara un gran vacío. Una buena obra pertenece al espacio, en él tiene su lugar, su hueco como la pintura tiene su en una blanca superficie. El arte pide poco ya que está creado para formar parte de nuestro espacio. Forma parte de mi y aun que mis obras estén lejos, están siempre dentro de mi espacio interior. Hierro, madera, lienzo, bastidor, oleo, y materias, es suficiente para entablar un extenso diálogo, una emotiva conferencia sobre lo mejor de la creación. Los motivos que me arrastran hacia tanta belleza son innumerables, me siento prisionero de ella y eso me produce plena satisfacción. No son cadenas, son abrazos los que me mantienen preso.

MOSTRANDO MIS PASIONES

Cada día que pasa y miro mi obra o la de otros muchos pintores de arte abstracto y crece en mi una de las mayores pasiones que se pueden sentir. No puede evitarse un enamoramiento total y absoluto de estas formas creadas tanto en pintura, como en escultura. Sobre este segundo tema, una de las cosas que más me atrae y más deseos tengo, es realizar todo aquello que pueda mantenerse en el espacio formando parte de él como si siempre hubieran estado y que su ausencia dejara un gran vacío. Una buena obra pertenece al espacio, en él tiene su lugar, su hueco como la pintura tiene su en una blanca superficie. El arte pide poco ya que está creado para formar parte de nuestro espacio. Forma parte de mi y aun que mis obras estén lejos, están siempre dentro de mi espacio interior. Hierro, madera, lienzo, bastidor, oleo, y materias, es suficiente para entablar un extenso diálogo, una emotiva conferencia sobre lo mejor de la creación. Los motivos que me arrastran hacia tanta belleza son innumerables, me siento prisionero de ella y eso me produce plena satisfacción. No son cadenas, son abrazos los que me mantienen preso.

MOSTRANDO MIS PASIONES

Cada día que pasa y miro mi obra o la de otros muchos pintores de arte abstracto y crece en mi una de las mayores pasiones que se pueden sentir. No puede evitarse un enamoramiento total y absoluto de estas formas creadas tanto en pintura, como en escultura. Sobre este segundo tema, una de las cosas que más me atrae y más deseos tengo, es realizar todo aquello que pueda mantenerse en el espacio formando parte de él como si siempre hubieran estado y que su ausencia dejara un gran vacío. Una buena obra pertenece al espacio, en él tiene su lugar, su hueco como la pintura tiene su en una blanca superficie. El arte pide poco ya que está creado para formar parte de nuestro espacio. Forma parte de mi y aun que mis obras estén lejos, están siempre dentro de mi espacio interior. Hierro, madera, lienzo, bastidor, oleo, y materias, es suficiente para entablar un extenso diálogo, una emotiva conferencia sobre lo mejor de la creación. Los motivos que me arrastran hacia tanta belleza son innumerables, me siento prisionero de ella y eso me produce plena satisfacción. No son cadenas, son abrazos los que me mantienen preso.



lunes, 8 de noviembre de 2010

Sigo en ello, buscando a través de lo ya hecho nuevas formas de interpretarme a mi o tal vez lo que me rodea. Lo que si sé es que lo único que me estimula es poder mantener los diálogos del pasado como presentes y en esas formas o maneras esta la verdad que quiero exponer en cada una de mis obras. No es una mirada al pasado, es sólo que el pasado no existe ya que para mí  siempre es presente.





miércoles, 3 de noviembre de 2010

EL PLACER DE MANIPULAR EL PAPEL ES INDESCRIPTIBLE, EL RESULTADO FINAL ES LA MUESTRA DEL IMPACTO..

A través del papel cuantas cosas se expresan y cuanto se dice de uno mismo. Que importa el tipo de papel empleado, cada uno de ellos bien establecido, expresa una sensación. Su manipulación aparentemente brusca, una vez mezclada con los distintos tipos de papel o cartón, sus cuerda en ocasiones, manchas, dan un sentido a tal hecho, sus formas definen situaciones a la vez que estados. En mi caso dentro de un desorden, mantiene siempre un equilibrio a la vez que una nota de alegría, jamás de tristeza. Son pequeños volúmenes llenan el espacio de gratos mensajes y rompen el silencio de nuestros interior.












domingo, 31 de octubre de 2010

SOY ESFÉRICAMENTE TONTO Y SIN REMEDIO.

A lo largo de mi vida lo que más ha destacado en mi es lo TONTO que soy, y por más que me esfuerzo lo único que he aprendido cada día es a ser más y más. Por lo tanto he llegado al grado de "TONTO ESFÉRICO" grado máximo muy difícil de alcanzar por los tontos comunes, estos se quedan varios pueblos detrás de mi, así que en ese aspecto soy un ¡AS!, para mí un asco, pero que le voy a hacer, ese soy yo y como tal me he de aguantar.

La cosa viene de Facebook, este espacio no tiene la culpa de nada, el único culpable soy yo, así que queda libre de responsabilidad ese sitio y yo asumo toda la responsabilidad, también esférica sobre el tema.

Hace ya unos cuantos días leo en Facebook las quejas de una pintora catalana, buena tierra de arte y artistas, que se ciscaba en las galerías y en los críticos, detalle del que yo vengo haciendo desde hace ya innumerables años, me da por hacerle un comentario favorable a su opinión cosa que me agradece y me toca mi fibra sensible dentro de su arenga,  me propone montar un grupo de artistas unidos para dar a conocer y encontrar compradores de nuestras obras. La idea me gusta, eh ahí mi fase de TONTO, le digo que de acuerdo pero que hay que crear un símbolo (avatar para los modernos) y una estructura para tal gestión, gestión nada fácil de llevar, pues alguien ha de encargarse de colgar las obras de los artistas que compongan el grupo después de un juicio, cosa que es bastante molesto, juzgar el trabajo de los demás cuando no te gusta que juzgue el tuyo. Dicho y hecho, la tal artista catalana rauda busca en Facebooko la manera de crea un grupo y pone como símbolo transitorio, una de sus obras. Trato este tema con ella y quedamos en que dicho símbolo nos tiene que representar a todos dentro de la filosofía que hemos creado, o sea "Arte de vanguardia" todo aquello que roce el realismo o el impresionismo será radicalmente rechazado. Está totalmente de acuerdo y me nombra moderador del espacio, no me gusta el papel pero acepto y me pongo manos a la obra. Lo primero es crear el símbolo (Avatar según los modernos) el paso siguiente es subirlo en Facebook y sustituirlo por la imagen que la artista había colocado, lo creo, se lo mando le gusta mucho y lo coloco como imagen, es ahí donde empieza mi calvario, el cambio no me lo permitía hacer y mientras 12 personas, el número 13 es uno que viene a estar por estar en el grupo, lo ignoro y santas pascuas. La segunda parte es que intento colgar obran en este caso la mía y por más que lo intento resulta del todo imposible, no sólo la obra , sino que además no me permite hacer el menor comentario para explicar con detalle el objetivo de dicho espacio, ya que la artista catalana, ese punto ni lo pone, tal vez por ignorancia o tal vez por el atolondramiento de poner en marcha una aparente buena idea, en fin el resultado es que la cosa no funciona.

En vista del fracaso del espacio para crear el deseado grupo (primera fase que me define como TONTO) comunico a los asociados (pintoras bastante flojuchas, pero qué coño, también se merecen una oportunidad) les comunico que dado la dificultad para poder tanto comentar temas de arte como colgar sus obras es imposible, abro un espacio con el mismo nombre donde sí será viable todo cuanto pretendemos, así lo hago y así les comunico donde y como pueden asociarse, sólo es un simple cambio de espacio, es un ligero clik de ratón. De las doce inscritas en el primer espacio sólo se enteran o se interesan dos, el resto ni pruna. En su lugar se inscriben otras pintoras, ya veis, digo pintoras, pintores ni uno.

Una vez abierta la página, comunicando su creación y puesta a punto para que cada uno bien directamente o a través de mi, colgar su obra y todos sus datos para que tanto los curiosos como los interesados por su arte, tengan con facilidad acceso rápido para o bien comentar o adquirir la obra ya que esa es la idea de dicha página. Pasan los días y cosa casi normal, apenas un par se inscriben pero de subir obra nada, eso si, comentarios banales que nada tienen que ver con el arte, un montón, curiosidades como me gusta la foto de tal o cual. Ni un solo cometario sobre arte y por qué no, una crítica sobre el espacio creado, pues de la crítica se mejoran las cosas, nada, silencio, en el espacio nada de obra salvo la mía y un par de la poseedora de la idea, la pintora catalana. Sigo dejando pasar los días y el espacio se llena de cosas y comentarios banales, insípido que pera Facebook general van más o menos bien, pues cada uno es muy dueño de aceptarlos o rechazarlos o dejarlos que tampoco molestas, es lo que hago yo salvo con un pesado que me tenia arto de tanta carta de una insoportable extensión para contar sus éxitos empresariales a través de Facebook y otros espacios.

Para terminar, viendo que la cosa no nacía con buen pié, decido cerrarla, no merecen la pena que uno se esfuerce en beneficio de los demás cuando estos ni de lo suyo le dan la menor importancia, después a llorar de que nadie, me refiero a galerías y críticos les hacen caso, los primeros en menospreciarse son ellos, pues esperan que todo se lo den hecho y este no es el caso, el carro o tiramos todos de él o no hay manera de que se mueva.

Ahora me dedico a mi, y cuelgo mi obra en facebook, sigo en solitario es la mejor forma de que las cosas de uno se muevan las de los demás allá ellos con la oportunidad de aprovechar ese ajustado resquicio, ellos lo han cerrado, yo a lo mío y eh aquí una muestra de mis obras no es un empezar a mostrarlas, es un continuar un seguir adelante.




Esta serie de obras realizadas con papeles de algodón 100% de gramaje medio y otras tipos de acuerdo a una idea son de formato pequeño, ya que sus medidas estan entre los 50X50 cms. y 25X25 cms.

jueves, 14 de octubre de 2010

RECUERDO DE UN SER ENTRAÑABLE MOTOR DE MI NUEVA ETAPA CREADORA

Desde hace tiempo, sólo hablo del arte de los grandes maestros del pasado y algunos del presente, tanto de los que por un gran oficio son capaces de realizar notables obras, bajo mi punto de vista, las actuales carentes de comunicación pero ricas en maestría. El realismo o el impresionismo son dos movimientos excepcionales, del segundo he de decir que disfrute como nadie se puede imaginar. En ellos o a través de ellos quise dejar memoria de un pasado, no mío, tal vez de los fantasma que intuí deambulaban por esas calles del barrio viejo de Valencia. De los perros y caballos que pinte, para mí fue el orgullo de poder mostrar la belleza y la nobleza de esos animales y con un placer por todos ya que dentro de su inconsciencia les he dado perpetuidad a su imagen. Todos los que pinte tuve el gran placer de conocer y aún mas, convivir con ellos y eso si que es grande. De entre todos quiero dejar patente la nobleza y su  gran carga de personalidad de mi última perrita que vivió con nosotros durante más de dieciocho años. Pepa, así se llamaba, era de una gran personalidad donde su reducido tamaño no la amedrantaba anta nada ni ante nadie, los tenía muy bien puestos y así la muestro, pues tuve la suerte de pintarla tal y como era, aparentemente tranquila pero siempre vigilante para que no se colara ningún gato por nuestro territorio, una de tantas obligaciones que ella se había tomado.
Fue compañera de muchas de mis obras, y su criterio era decisivo en cada una de ellas. siempre a mis pies, dormitaba paciente mientras yo inmerso en mi trabajo, sentía su presencia entre sus largos y placenteros suspiros. Cualquier movimiento mío fuera de lo normal del manejo de mis pinceles, la ponía en alerta, ¿cuál iba a ser el próximo paso a dar?  su mirada esperaba siempre alguna de mis preguntas, las órdenes se las pasaba por el forro, pues tal vez nos íbamos a dar un paseo, lo que más le gustaba, ya que su territorio lo tenía ampliado al toda la manzana y siempre estaba deseosa de controlar que todos los pipis de los demás canes, correspondía a los ya conocidos y autorizados por ella, a pasear por dicho territorio.
Su inteligente mirada mostraba un alto grado de conocimiento de la obra que estaba realizando, si mi trabajo no le gustaba, se ponía en pie daba media vuelta y desparecía, eso me hacía pensar donde me había equivocado o que tal vez la información que estaba colocando en la obra, era confusa o excesiva incluso enrevesada o excesivamente complicada, por lo que me veía obligado a reposar y analizar el tema y en muchas ocasiones dar un giro de la obra de ciento ochenta grados. Esta operación podía costarme en muchas ocasiones, varios meses, en otras, las menos un par de días.

Así transcurrían mis días, era pequeña pero grande en sus empujones para que mi espacio creativo no decayera, no era mi musa, si mi impulso como lo sigue siendo aún después de haber pasado ya algunos años de su partida al lugar donde la vida es eterna, así lo espero .

En cada una de mis obras hay algo de Pepa, su presencia sigue en mi corazón y es el que a través de ella es capaz de crear las obras que hasta ahora he pintado, he trabajado con mis hierros o esculpido en mis maderas.