Loading...

Seguidores

lunes, 22 de noviembre de 2010

CUANDO UNA VIDA QUIERE SER UNA OBRA.

Hoy no se por qué, no me encuentro con las ideas muy claras. Pienso en mi obra y veo que mi obra, aunque me represente, no me hace que yo sea una obra, ellas las que yo he creado, para mi si que lo son, yo tan sólo quien las crea y las ejecuta. Debería bastarme con ello, sentirme satisfecho pero de repente me he quedado parado, no veo, por lo menos hoy un camino a seguir ni con mis cuadros, ni con mis manchas ni con los papeles. Si hago algo, algo de lo que planeo veo que me repito una vez más, eso me quita las ganas de seguir adelante, limita mi "talento" reprime mis ilusiones. Ya veis, me siento parado en una estación donde hoy no se cuando pasará el tren, el tren de ánimo, el tren de la esperanza. Sigo poniendo obras de mi corta colección, no hay nada nuevo, no sale pues todo lo que pretendo tiene el mismo sabor, es una continuación de lo que ya está caduco y eso me aburre. Seguiré insistiendo, ha de salir una idea aunque sea mala pero ha de salir, sólo he de insistir.









2 comentarios:

  1. Hola Vicente, se ve que no tienes un buen dia, jeje. No tienes que sufrir, nos pasa a todos, aunque dicen que mal de muchos, consuelo de tontos.

    Un dia de estos hare una entrada, que tengo ya pergeñada, sobre este tema de los altibajos de los artistas, y veras que hasta los genios pensaban que les era imposible continuar y que ya no sabian que camino tomar.

    Esto lo pensaban en un momento dado y en cinco minutos estaban de nuevo exultantes y frescos para la proxima accion.

    Bueno Vicente, estupendos tus cuadros y las tintas.

    Un abrazo, Isabel

    ResponderEliminar
  2. PRECIOSOS TUS CUADROS, Y CON LA IMAGINACIÓN O INSPIRACIÓN, A MI ME SUCEDE QUE NO ES CUANDO YO QUIERO,SINO CUANDO ELLAS QUIREN ,SOLO TENGO QUE ESTAR ATENTA A SU LLAMADO,QUE BONITO LO QUE HACES
    CARIÑOS FLORIA

    ResponderEliminar