Loading...

Seguidores

sábado, 27 de febrero de 2010

SIN PASADO NO HAY PRESENTE



Hoy, no tengo un gran día, cosas que pasan y eso que empezó muy bien, cosas mías.

Siguiendo con mi trayectoria pasado presente, ya que creo que nuestro pasado forman los pilares de lo que ahora somos, tal vez buenos, tal vez malos. Malos o buenos en que aspecto???? Eso allá cada uno como yo asumo lo que soy y lo que fui. De lo que fui, con el más amplio sentido del esfuerzo, del buen resultado de cada obra que realice, de cómo prepare cada una de ellas, de todo lo que quería expresar, de tanto que tenía que contar. Sólo pongo una pequeña muestra de aquella época, época que fue para mi una de las más llenas de emociones, dar gracias a Dios por los dones que puso en mi mano, en mi corazón que pudo trasmitir a mi cerebro todo cuanto quería expresar, unas veces gritando otras con una tenue voz, casi un susurro. Hable de lo social? Sí, de lo humano?, también, y todo a través como siempre de la pericia de un pincel y una paleta de colores y un cacharro de agua.

  Estas son dos de mis primeras obras con esta materia, la acuarela, antes hubo otra, ya la expondré, su título era “Encalando la capilla” Fue la primera con la que gané una apuesta. Según un amigo y pintor, un buen ocualerista, no artista, decía, que quien sabia pintar al oleo difícilmente podía pintar con acuarela y a la inversa si, el acuarelista podía pintar con oleo con la misma maestría que con la acuarela. Tuve la oportunidad de demostrarle lo contrario, es más me basaba en la historia de este mundo del arte en que los grandes maestros, desarrollaban sus bocetos con esta técnica para luego realizarlas con pinturas al aceite. Jamás localice lo contrario, y con ese planeamiento empecé mi andar por el mundo de las aguadas, opinar vosotros del resultado, yo se que lo hice muy bien, tengo una extensa obra en que los protagonistas son los pescadores, su vida, la zona antigua de Valencia, su historia, y un mundo que me llena de pasión como expongo en mi anterior escrito, los animales.

El impresionismo, forma de expresión muy difícil de entender pues se mezcla lo evidente con lo espiritual ya que el espectador se queda con el objeto pintado, o la escena representada sin ir mas allá de lo expuesto, no percibe el drama que a través de las cosas representadas tiene un alto contenido emocional y una gran historia contada a través de los objetos o personas pintadas, ya que la luz y los colores forman parte de la manera de expresarse del artista, de comunicar ese drama que está en el, o tal vez en la sociedad en que vive, ya que como espectador utiliza ese medio para exponerlo. Así lo creo y así lo pienso, y es así como esos críticos y galeristas no lo ven porque no lo sienten, sólo ven el volumen que los billetes ocupan su caja, lo demás son pantomimas de los artistas y si desaparece uno, siempre encuentran otro cándido para sus fines.

1 comentario:

  1. Escribes con luz, hilando historias a partír de la celeridad de los colores, de los rítmos en que círculan y avanzan por el espectro, moviendo con ellos al paisaje, los objetos y al espíritu que les presta forma. Matíces del ser que fracturan la unidad que les revela.

    Crítica social, cavilaciones y anhelos, implícitos en el impresionismo y explícitos en la abstracción.

    No polos opuestos, sino hemisferios de un mismo pensamiento, componiendo los reflejos que proyecta el cosmos.

    Nada sucede por casualidad en un mundo accidental.

    ResponderEliminar