Loading...

Seguidores

viernes, 26 de marzo de 2010

RESPUESTA A UN ANÓNIMO O ANÓNIMA (vete tú a saber)




Apreciado Anónimo/a. En primer lugar agradecerte tu corrección al dirigirte a mí, en mis dos aspectos, halagador en mi quehacer y crítico en mi comportamiento, ambos los acepto por sus buenas formas y como tales los admito y así los publico en mi blog, pues es bueno que la gente sepa la diversidad de opiniones que se generan sobre mí. Deseo que sepas que ni ahora ni nunca he menospreciado afición alguna en la rama que sea, al contrario, siempre anime a seguir en ello dado que su resultado es placer individual del que sé que muchas personas gozan del privilegio de poder hacer algo donde lo último que se desea es perder el tiempo y sí gozar de la vida, de su vida.

Este desagradable acontecimiento, no lo he creado yo, aunque en definitiva si soy culpable por estar en un lugar que por lo que he podido apreciar no me correspondía, al ver cómo era y sin el menor desprecio considere que lo que debía hacer era irme. Como creo que cuento en mi escrito, se me rogó que permaneciera que no me fuera pues tal vez podía aportar algo a las personas que lo componen, fue tan amable la petición que así lo hice, cosa que lamento como no se puede imaginar hasta qué extremo. Este problema no está iniciado por mí, se puede comprobar que he intentado en ese espacio mantenerme al margen de tanto insulto y menosprecio del que he sido objeto, siendo reiteradamente ofendido y amenazado con no se qué clase de escritos donde iba a flipar.

Si he admirado a dos personas con una excelente calidad profesional y de un alto nivel de comunicación a través de sus obras, unas empleando la muy difícil técnica de la acuarela y la otra en un alarde de muy buena vanguardia.

Si se molesta en leer con detalle mi escrito sobre los “Idiotas” verá que en todos los aspectos tengo razón, sólo hay que ver en ese espacio a parte del grupo de la persona que ha orquestado este hecho, luego hábilmente se ha ocultado como victima de mis improperios.

La cantidad de ofensas hacia mi persona y hacia mi labor en este ya de por sí difícil mundo del arte se pueden ver y leer en los espacios de dicho grupo que cada día iba en aumento.

No presumo de talento, si lo busco y sigo estudiando para conseguir tener un mínimo de conocimiento en el mundo del arte e intentar utilizarlo para comunicarme con el resto de personas que sean sensibles a estas formas de expresión. Tampoco es la soberbia ni la vanidad ni nada parecido lo que se puede encontrar en mi, mal genio, tal vez sí, sentido del humor, mucho. La soberbia, la vanidad el endiosamiento es lo tienen todos los que se dan por aludidos, ya que yo me refiero sólo a una de las personas que despreciando mi ayuda en su sana distracción a través de los pinceles, cuando lo que esperaba alabanzas por mi parte, lo que se encuentra es un apoyo y mucho ánimo a seguir adelante pero sin ningún aplauso. Para entenderlo tendría que leer con que respeto me dirijo a ella y como la animo a pintar olvidando la crítica sea halagadora o destructiva para que en su trabajo no le afecte, es donde digo que el halago engaña y la crítica enseña, por lo menos es así como yo la aprecio y me ha sido muy útil a lo largo de mi carrera. Y de ahí viene todo, no aplaudí y sin el menor pudor por ese motivo me ofendió y como digo, callé, aguanté y solo me desahogue en este espacio que es mío y si lo he hecho público es asunto mío por lo cual acepto todo lo que se diga de mi o de mi obra, , como los cometarios de ese tal “caroloblanco” o el de tantos anónimos. Yo por lo menos doy y pongo la cara. También para evitar que se me tache de ser un pintor de palotes y manchurrones, me he visto casi obligado a poner lo que fue mi pasado, en mis inicios, en el andar dentro de mi evolución en este mundo del arte. Semejantes comentarios, sólo dan una clara muestra de su precaria cultura en le mundo de las bellas artes, por mucha afición que se tenga al pincel. Quien lo ha dicho, no sé si escribe o copia poesías, no es algo que me interese, para mí, con mi carencia en esos conocimientos, no me atrevo a dar una opinión, recojo el mensaje, unos me gustan más que otros y me callo, soy consciente de mi ignorancia en ese tema.

Le pido disculpas por haberme extendido tanto, pues el tema es mucho más largo y complejo, el de las reacciones humanas, pero antes de juzgar las cosas, hay que conocer todo lo acontecido y es cuando entre comillas se puede tomar partido, hacia uno u otro lado. Mis maneras, mi forma de expresarme, son las naturales, de la calle, pero parece que a viva voz es perdonable pero escrita es de lo peor, las palabras se las lleva el, viento lo escrito ahí se queda tal vez para siempre y no reconoceremos que nos expresamos con esos términos tan naturales en nuestro día a día, si lo hacen los demás, son unos groseros.

Con afecto y agradecimiento por sus buenas maneras reciba toda mi consideración.



1 comentario:

  1. Todos tenemos el derecho a diferir, pero no a cuestionar lo incuestionable. Si algo he aprehendido de tí, es a renacer del arte. Es probable disentír, más el fín no es reprobable, Vicente Alcayna representa para mí, un ser digno de emularse.
    Transparente, jovial, gentil, nunca disfraza verdades, maestro, tus obras hablan por tí, no hay aplauso capaz de sobornarte.

    PD. Mi salud ha estado comprometida, pero no conozco vacuna tan efectiva, como sumergirme en mis páginas amigas. Te quiero mucho Chente y recuerda amigo mío que carros de pocos años, son bebés de viaje, incapaces de moverse sin que los empuje alguien...

    ResponderEliminar