Loading...

Seguidores

lunes, 31 de enero de 2011

EL PASADO EXISTE, EL PRESENTE ES EL FUTURO INMEDIATO QUE CONTRUYE EL PASADO Y EDIFICA EL FUTURO.

Llevo discutiendo este tema y al parecer nada tiene que ver con el arte, para mí sí y con una gran contundencia. El pasado, el presente, y el futuro tiene su sentido, por lo menos en la parte que a mí me concierne.

Sin mi pasado del que no vivo, pero vivo de él, soy lo que ahora se puede ver de mi, y no me refiero a la parte física, más bien a la intelectual, moral y humana pero sobre todo al conocimiento de la vida, de mi vida y la de los más que me afecta, pero por mucho que intente decir lo que pienso, lo que me ha enseñado mi pasado, es que no hay oídos que escuchen , eso es algo que no existe para los demás, orejas sí, oídos no. Para mí, fueron fuente de mis conocimientos, los oídos claro, no las orejas, además la vista fueron y son el deseo de que cada momento de mi presente es una piedra mas para levantar la torre de mi futuro, futuro que aún no ha llegado pero que parte él ya ha pasado.

El futuro, termina el último día, pero mientras no llegue ese último momento, tenemos que seguir trabajando ya que forma parte de nuestra vida, eso que llamamos ilusión por algo, por eso hay que vivir el presente con la base del pasado que construyó una ilusión, un deseo. Esos años que dejamos atrás son los pilares que han formado lo que somos y los que nos da el soporte para intentar construir un futuro para que sea un presente, y el futuro de de los que vienen detrás, nuestros descendientes, los que sin saberlo, los que nos apartan por la edad de calendario, los que se creen más y mejores que mostros, son lo que nosotros henos dejado por el camino, nuestro pasado que ellos ha recogido para bien o para mal como su presente.

No son más, serán lo mismo que nosotros en su día, ese es su futuro, ya que nada ha de cambiar, ni para pero ni para mejor, todo depende de lo que ellos hagan con la herencia que les dejamos que es la misma que mostros recogimos y a través de ella construimos viviendo nuestro presente, un futuro.

Trasladado todo esto a mi mundo, el mundo del arte, he trabajado una gran parte de mi vida por él y para él. El éxito obtenido ha sido inmenso y por qué no, extenso. No lo digo por ser conocido, ni mucho ni poco, tal vez muy poco por lo que veo a mi alrededor. Pertenezco a ese masa de muchos que con las mismas ilusiones, siguen en el anonimato como yo donde sólo una pequeña minoría conocen mi obra, obra que me enorgullece que les guste pues sin saberlo, captan la simpleza del misterio que en cada una de ellas expongo.

Toda esta fase de mi vida empezó en un pasado que gracias a una constancia, ojala hubiera sido férrea y menos inconstante, tal vez los frutos que en un presente, gozaría con pleno placer. Mi obra seguirá tomando forma de cada uno de mis presentes para que cada raya que una vez trazada ya es pasado, conformen una idea, un pensamiento, una ilusión un anhelo.

Insisto en mi teoría, sin un pasado que haya construido unos buenos cimientos, es imposible que se mantengan en pie unos sólidos sillares, y estos han de soportar una vigas y estas unas tejas donde se protegerá nuestro pasado para que sea base de construcción de los futuros presentes de los demás incluido nuestro ego presente en cada segundo, sin él, nada haríamos, con el junto a nosotros como sombra que dejamos detrás pero que nunca nos abandona, nos mostramos tal y como somos o tal vez como nos quieren ver los demás en su estúpido presente, sin pensar que también para ellos hay un futuro. Qué pena que no lo sepan y mas pena para los que no les interesa tener un futuro.

Ahora os dejo, voy a seguir con mi presente, que se convierte rápidamente en pasado para que en un futuro sea una más de mis obras, hoy es un sueño, pronto será una realidad.

La linea pertenece al presente inmediato convertida en pasado, que pronto será la voz de una idea y en un futuro, una obra.
Presente, pasado, futuro = ilusión, sueño, esperanza.


1 comentario:

  1. Leyendo tus últimos pensamientos en este blog, tengo que decir que soy la primera en alegrarme de que conserves la ilusión por un futuro, que, en parte, se debe a tu pasado. Pero creo que es ofensivo que califiques de estúpido el presente de los que no podemos tener esa ilusión, que mas quisieramos, y vivimos el día a día como una vida que empieza y acaba. No es un problema de orejas o de oidos. Los oidos están muy abiertos para intentar captar algo que proporcione un motivo de esperanza en el futuro, pero cada uno decidimos vivir nuestra vida lo mejor posible y para mi, ha sido un descubrimiento el vivirla minuto a minuto, puesto que no me ha dado motivo para vivirla pensando en años, meses, ni siquiera días venideros. El hoy empieza y acaba hoy. Mañana será quizás mejor que hoy, pero lo sabré cuando llegue. Las cosas se van poniendo en su sitio, solas, sin que tu pienses en como colocarlas. A mi me funciona, con los oidos abiertos y quiero creer que sin ninguna estupidez por mi parte.

    ResponderEliminar