Loading...

Seguidores

lunes, 24 de enero de 2011

NO HACE FALTA EXPONER NADA DE MIS OBRAS, AQUI LO DIGO TODO.


Hace unos días me hablaron de una página que trataba sobre nuestros estados de ánimo, sobre lo que nos podía afectar nuestro pasado, presente o  futuro. Esto viene a cuento, no sé si para que tal vez pensara que vivo amarrado al pasado, siendo hora de olvidarlo y vivir plenamente el presente, esperando el futuro sin hacer planes, ni grandes ni pequeños ya que cada día hay que vivir el presente, como dice el escrito, como si volviéramos a nacer después del sueño nocturno ya que dicen que tal estado es similar a la muerte y ver el nuevo día como revivir.


Para más datos doy el título del artículo a pesar de aferrarme en mis propias teorías o mejor vivencias, se llama "disfruta el presente" y está en el siguiente link - http://www.coachingparalaexcelencia.com/articulos-sobre-coaching.html - para quien quiera leerlo, pues tal vez le haga un bien, detalle que a mí no me ha convencido pero sí ha reafirmado mi propia forma de pensar, no porque este mal planteado, sino por mi manera, tal vez equivocada de mi modo de viva.

Mi formación personal y creo que la de todos está sustentado por un pasado al que como una enciclopedia, hay que ojear continuamente para corregir errores en el presente, para los buenos no hace falta, ni nos acordamos del saco del pasado, pero para los dudosos o los malos, rebuscamos en el saco del pasado por si tal vez algo dentro de él nos da la posibilidad de conseguir rectificar o tal vez una solución al problema o situación. Cuantas veces he oído decir, "esto ya lo viví hace un montón de años".

Como segundo es la información de mi pasado como el pedestal que me ha formado como persona, que mantiene los erróneos, como experiencia para no volver a caer en ellos, y en muchos casos caigo, los buenos para seguir adelante con ímpetu a pesar de los llamemos, algunos errores que nada bueno me trajeron y suelen o solían repetirse con alguna frecuencia, pues bien sabido es el jodido dicho de tropezar con la misma piedra más de una vez, es una verdad como un templo. Pero eso sí, ese saco llenándose día a día de nuestro pasado es el que ha hecho lo que somos y como somos, esa es nuestra verdad y no hay que huir de ella, pues somos un compendio de lo que hay en el saco, nos guste más o nos guste menos y somos mejores o peores según quien nos mire, es cuestión de simpatías, o del ojo crítico de alguien que se siente superior, que le vamos a hacer.

El del presente, es el que tenemos que aprovechar lo mejor posible ya que va a formar parte del saco del pasado y nos seguirá construyendo como personas, como profesionales en nuestra labor diaria y segundo a segundo en nuestra vida, la que hemos elegido o la que la vida que ese día nos da. Es un saco importante pues por un lado depende de nosotros que sea positivo, aun que muchas veces como dice un clásico dicho, "siempre vendrá alguien y te lo joderá".

El saco del futuro lo llenamos de ilusiones, de sueños, de esperanzas. Cada uno según sus anhelos, según sus deseos o tal vez, según sus necesidades materiales o anímicas, las segundas son las que más llenan ese saco, ese saco es que nos hace vivir un presente mejor, con más alegría, con mayor fundamento para seguir adelante ya que en breves segundos pasará al saco del pasado. El presente es una milésima de segundo, el pasado es una pila de años, el futuro puedes ser un segundo más, pero si pensamos negativamente, para que llenarlo de ilusiones, de sueños, de fantasías, si luego hay que olvidarlas y no hacer nada por conseguirlas.

Para mí es el saco que más valor tiene, que más me importa es el tercero, sea el del futuro, sin él, sin la base del pasado, nada tendría sentido. La vida, el día a día le da un inmenso valor, el tener que llenarlo de sueños, de ilusiones, de esperanzas peleando día a día por esos sueños, esas esperanzas esas ilusiones.

Según mi opinión, el pasado son los sillares donde se sostiene el trabajo del presente pasado , donde permanecen nuestras ilusiones que tal vez un día sean realidad, eso depende de nosotros, de nunca perder la esperanza, de no ser así, cuantos premios Nobel habrían desistido de su esfuerzo, madame Curie un ejemplo, de su constancia, su empecinamiento en llenar ese saco de la esperanza en conseguir un objetivo o Vicente Ferrer y tantos que un buen día después de su arduo trabajo, casi sin vivir para vivir de esa ilusión, han visto recompensados su esfuerzo con el reconocimiento multitudinario de unas minorías por todo el esfuerzo realizado a lo largo den una vida entera. Qué gran saco de pasado que gracias a él, está formando nuevos talentos y nos hace vivir momentos tan especiales como leer todo lo que Lorca dejo en su pasado, de su pasado que no pudo ser futuro ya que se le quito el presente.

Esta es mi conclusión sobre los tres sacos, pasado, presente y futuro. Si veis mis apuntes expuestos más abajo, fueron futuros para ser pasado pensado ya en un futuro cercano y que un día serán presentes para ir al saco del pasado pero llenos de ilusión del futuro.

Nada más que decir, yo sigo con mis tres sacos, el del pasado me ha formado, guarda mi futuro, el del presente es el que lleno cada día el de mi pasado, y el último, el del futuro depende del de mi pasado que tal vez cargado de ilusiones como está, un buen día salga de él mi pasado, todo un cúmulo de ilusiones, de sueños, ejemplos ahílos y esperanza no me falta.

Sigo mi camino con la carga de los tres sacos, si me faltara uno de ellos me faltaría una parte de mi vida pues como el humo desaparecería en el aire y nada se sabría de todo lo soñado, de cómo se construyo mi pasado o con qué llene el de mi futuro.


3 comentarios:

  1. Hola Vicente, tu entrada en mi blog me hace sentir que lo que trato de expresar con mis pinturas llega a través de un hilo de plata, sin interferencias, a personas como tú. Me reconcilia con mi pasado, con mi presente y con mi futuro, reflejados en lo que ahora es prácticamente mi prioridad fundamental: pintar.

    Los que ya tenemos una edad sabemos algo de sacos y de cargas. No se puede prescindir de ninguno de ellos. Yo los mezclo como crisol de manera que se conviertan en un mismo magma del que me alimento, y aunque algunas veces quede un poco empachada, intento dosificar adecuadamente las acometidas.

    Quiero que sepas que te leo siempre aunque no haga comentarios. A veces tus escritos son tan rotundos que no hay nada más que añadir. Pero siempre tendrás en mí un familiar eco de comprensión.

    Un abrazo y espero sorpresas artísticas en un futuro-presente.

    ResponderEliminar
  2. Cuando leo unos comentarios tan bién argumentados en tu blog, me quedo sin palabras. Pensaba rebatir tu opinión sobre los tres sacos. A mi me ayudaron mucho. Me deshice del saco del pasado. Era una carga demasiado pesada para mi y de la que no podía sacar nada positivo. Decidí no pensar en el del futuro, pues sigo creyendo que el futuro es el presente y como en el link creo que un dia es toda una vida....Pero cuando leo vuestras opiniones, envidio la ilusión, la esperanza y la valentía que hace que sigais manteniendo vivo un futuro lleno de proyectos.
    Creo que tienes la suerte de tener en tu blog unos seguidores que te dejan tan maravillosos comentarios, incluso superando a veces tus escritos, cuando decae tu ánimo. Eso es impagable. No dejes de escribir, aunque solo sea para saber que estás en contacto con personas tan increibles.

    ResponderEliminar
  3. Mirando el blog de los perritos, que tu recomendabas, he visto que tu tenías uno, y excelente.

    Enhorabuena, a partir de ahora teharé visitas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar